Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

Arte de Pájaros

Pablo Neruda

 

 

Chincol


Me despertaste ayer, amigo,
y salí para conocerte:
el universo olía a trébol,
a estrella abierta en el rocío:
quién eres y porqué cantabas
tan íntimamente sonoro,
tan inutilmente preciso?
Por qué sabía el surtidor
con la exactitud de tu trino,
el reloj de una gota de agua,
tu pequeño violín fragante
preguntándole a los ciruelos,
al manantial indiferente,
al color de las lagartijas,
preguntando preguntas puras
que nadie puede contestar?
Apenas te vi, pasajero,
músico mínimo, tenor
de la frescura, propietario
de la pureza matutina,
yo comprendí que devolvías
con tu pequeña flauta de agua
tantas cosas que habían muerto:
tantos pétalos enterrados
bajo las torres del humo,
en el gas, en el pavimento,
y que con tu acción de cristal
nos restituyes al rocío.

 

escucha el canto del chincol


volver a Pablo Neruda - Arte de Pájaros

volver a Las aves en la literatura chilena