Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

Carpintero negro

Magellanic Woodpecker / Magellanspecht

Campephilus magellanicus

 

 

 

 

 

ORDEN: Piciformes
FAMILIA: Picidae
NOMBRE CIENTÍFICO: Campephilus magellanicus (King)
DISTRIBUCIÓN EN CHILE: Desde la Región de O'higgins hasta la Región de Magallanes.
vocalización 1
vocalización 2
vocalización 3 - escucha los picotazos en el tronco!!

 

Largo: 45 cm. Habita bosques nativos patagónicos.

De las 209 especies de carpinteros que existen en el mundo, cuatro habitan en Chile, y de estos, el Carpintero negro es el de mayor tamaño. También conocido como "Gallo de monte" o "Rere" en lengua mapudungun, es una de las especies de aves más emblemáticas en Chile y Sudamérica tanto por su gran belleza y colorido, como por su crítico estado de conservación. El plumaje del Carpintero negro se caracteriza por las bandas blancas en las puntas de sus alas, y un marcado dimosfismo sexual: el macho presenta la cabeza, copete y garganta de color rojo, en cambio la hembra tiene la cabeza negra, plumas rojas en la base del pico y un notable copete -incluso más grande que el del macho- curvado hacia adelante. El resto del cuepo, para el macho y la hembra, es negro con brillos azulados. Con una lengua larga, cilíndrica y en la punta con ganchitos ensarta las larvas que le sirven de alimento, las cuales se encuentran en galerías dentro de los troncos de los árboles. Esta lengua extremadamente larga se encuentra conectada con el oído por medio de pequeños filamentos, lo cual le permite captar los más pequeños movimientos de la larva al interior del árbol. Dentro de sus adaptaciones, podemos nombrar sus patas, las cuales presentan dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás, con largas y afiladas uñas, sirviéndole de sostén junto a su larga y rígida cola para aferrarse y trepar por los árboles mientras trabaja. El pico del Carpintero negro es grueso y en forma de cincel, y en la base de éste presenta una estructura espumosa, la cual le proporciona amortiguación al cráneo para los golpes que efectúa al perforar la madera. Su hábitat general se conforma por bosques maduros puros y mixtos de Roble, Coigüe, Ñirre, Araucarias y Lengas adultas.

Durante la época de nidificación, tanto el macho como la hembra se dedican a excavar la cavidad arbórea, a unos 8-25 metros desde el nivel del suelo, en troncos muertos o partes muertas de árboles vivos. La hembra pone alrededor de cuatro huevos blancos, sin diseño alguno y de cáscara delgada. Los polluelos son alimentados desde fuera del nido por ambos padres, aunque la hembra parece ser más activa en esta tarea. La crianza se inicia en octubre y termina en febrero.

Con una dieta exclusivamente insectívora, se alimenta de larvas e insectos adultos. Entre ellos podemos encontrar hormigas, grillos, larvas del "Coleóptero del Coigüe" (Cheloderus childreni) y del "Coleóptero de la Lenga" (Cheloderus peñai) y por larvas del género Microplophorus, abundantes en árboles muertos de Lenga, Roble y Raulí. Al buscar su alimento, picotea la madera de duras fibras leñosas, de preferencia árboles muertos, donde se pueden encontrar hasta 200 perforaciones, mientras que en árboles vivos no se encuentran más de 20.

Gregarios, forman grupos de dos a cinco individuos, y se comunican entre ellos mediante tamborileos en la madera, ya sea para delimitar su territorio, reconocer pareja o bien para el cortejo. Por otro lado, emiten gritos, con los cuales coordinan y dirigen los desplazamientos.

El Carpintero negro está catalogado como especie en peligro de extinción, y la principal causa es la reducción de su hábitat hasta llegar a un tamaño insuficiente para sostener una cantidad adecuada de individuos. Este hermoso ejemplar de la avifuna chilena se encuentra protegido por ley, con veda indefinida, prohibiéndose su caza, transporte, posesión y comercialización en todo el territorio nacional. Además se encuentra incluido en el libro rojo de los vertebrados con problemas de conservación en Chile.

Hace algún tiempo pudimos ver en Chile la campaña televisiva llamada "Bosques para Chile" en la cual aparecía un ejemplar de Carpintero negro picoteando un árbol, y luego una muestra de hectáreas y hectáreas de pino insigne (Pinus radiata). UNA PLANTACIÓN DE ÁRBOLES NO ES UN BOSQUE, por el contrario, tanto el Carpintero negro como otras especies requieren exclusivamente bosques nativos para su sobrevivencia. Así, mediante la educación, la difusión y los esfuerzos conjuntos entre privados y el estado podremos dar una oportunidad de seguir viviendo a esta hermosa especie en peligro de extinción.

macho macho
Campephillus magellanicus-macho

subir