Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

Cómo observar aves (Bird-watching)

 

 

 

Podemos observar aves prácticamente durante todo el día, a cualquier hora y a lo largo de todo el año, ya que ellas tienen ciclos de actividad similares a los nuestros y, además, utilizan los mismos canales de comunicación que nosotros, especialmente el óptico y el acústico. Por lo tanto, a través del contacto con el mundo de las aves, el habitante de la gran ciudad puede iniciar una relación importante con toda la fauna silvestre nativa del país.

Preservar las aves y cuidar el ambiente en que viven debe ser siempre nuestra preocupación fundamental, y la afición por ellas jamás puede convertirse en un deporte de competencia. Por esta razón te pedimos, antes que nada que, al salir a terreno, adoptes una actitud de constante respeto por las aves, sus crías y sus lugares de nidificación y alimentación y que te muevas siempre en forma cuidadosa, tranquila y silenciosa. Puedes ver el Código ético del observador de aves.

Libro Aves de SantiagoGuía de Campo de las Aves de ChileComo todas las cosas, para conocer las aves es necesariosaber cómo se llaman. Así,lo primero que debemos averiguar es el nombre de la especie que estamos observando. Obviamente, el mejor método de aprendizaje es salir con alguien que ya conozca las aves, pero, en todo caso, el uso de una buena Guía de Campo será siempre indispensable. Si tienes la intención de adquirir una guía de aves en alguna librería, debes asegurarte que se refiera realmente a las aves chilenas o las de tu país. Puedes ver la bibliografía.

Prismáticos o binocularesEl placer y la confiabilidad de nuestras observaciones dependerán en gran medida del uso de un buen par de binoculares o prismáticos. Las especificaciones más deseables son entre 7 x 30 y 10 x 50, siendo el primer número el aumento del lente mientras que el segundo se refiere a la entrada de luz.

Para que puedas comparar tus observaciones con las que hiciste anteriormente, o con las de otro observador, te sugerimos que las registres en una libreta o planilla de apuntes, y al respecto te proponemos anotar los siguientes datos:

1. Fecha, hora, lugar, tiempo atmosférico.

2. Nombre de la especie.

Si no puedes determinarla anota, de la forma más detallada posible, los siguientes aspectos que te servirán para el reconocimiento posterior:

- Tamaño relativo (por ejemplo: más chico que una paloma, más grande que un gorrión, etc.)

- Forma o silueta: Proporciones corporales generales (¡eventualmente con un dibujo!), largo y forma de la cola (horquillada, redonda, con algunas plumas más largas), largo y forma de las alas (delgadas, anchas, puntiagudas, redondeadas), la forma del pico (corto, largo, curvado, grueso, fino, ganchudo), largo de las patas y del cuello, etc.

- Los colores y las marcas distintivas especiales (bandas en las alas y la cola, ribetes, rayas superciliares, cresta, rabadilla, etc.). Para distinguir bien los colores conviene observar con el sol en tu espalda y para precisar su distribución y ubicación debes estudiar la ilustración que muestra las diferentes partes del cuerpo de un ave.

- Las voces (cantos y gritos) y otras señales acústicas emitidas.

3. Comportamientos observados:

- Tipo de locomoción en tierra (caminar, saltar, trepar) o en el agua (nadar, zambullirse)

- Tipo de vuelo (activo, planeado, rectilíneo, ondulado).

- Posición de descanso o para dormir.

- Alimentación (en el suelo, en los árboles, en el aire, tipo de alimento).

- Comportamientos agresivos o de cortejo.

4. Observaciones sobre nidos y huevos:

Siempre debes tener el máximo cuidado y anteponer la protección de los huevos y las crías a tu propia curiosidad, o sea, ¡nunca tocar los huevos o los polluelos en el nido que acabas de descubrir!.

Generalmente los nidos no se vuelven a usar en la próxima temporada, por lo que puedes retirarlos para su estudio una vez concluido el período reproductor.

5. Otras señales que indican la presencia de las aves:

Egagrópilas (o regurgitados) de las aves rapaces, huellas del trabajo de los carpinteros, plumas, aves muertas y esqueletos (especialmente en la playa) y eventualmente fecas (en el caso de los gansos).

Por último te recordamos que también debes respeto a las demás personas (no invdir propiedades privadas sin pedir permiso y no dejar abierto portones y trancas) y la legislación vigente (leyes que regulan la caza, la captura y la comercialización, el uso de trampas, etc.).

* Extraído del libro Aves de Santiago, de Guillermo Egli M. y Juan Aguirre C. Este y otros interesantes libros lo puedes adquirir en la oficina de la Unión de Ornitólogos de Chile (UNORCH), ubicada en Providencia 1108, local 32 (Torres de Tajamar) y el horario de atención es de lunes a viernes de 10 a 14 y de 15 a 18.30 horas, y los sábado de 10 a 13 horas. En la oficina se venden distintos productos (guías, cajitas de nidificación, insignias, etc.) y se puede consultar además la biblioteca. Fono-fax (56-2) 236 8178, Casilla 13183 - 21, e-mail: unorch@entelchile.net , página web: www.unorch.cl